ıllı Portal sobre Películas, Cine y Televisión (2018)

Portal wikinfo sobre peliculas, sinopsis, tráiler, estreno, actores y personajes. Noticias, Críticas y Comentarios

 !Selecciona tu Idioma!

Las Mejores Películas de todos los Géneros:

ıllı Película Los paranoicos

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

peliculas, cine y television

salud  Los paranoicos 


Los paranoides es una película argentina de dos mil ocho dirigida por Gabriel Medina, escrita por Medina y Nicolás Gueilburt y protagonizada por Daniel Hendler y Jazmín Stuart. Los obsesos, el primer film de Medina, está clasificado como comedia y se le suman otros géneros como el romántico, el drama y el coming of age. La trama se centra en Luciano Gauna (Hendler), un treintañero retraído que aspira a transformarse en argumentista mas anima fiestas infantiles; su vida se ve cambiada por la llegada de Manuel (Walter Jakob) —un amigo de su juventud que llega tras lograr el éxito como productor de TV en España— y su novia Sofía (Stuart), que siente atracción por la especial personalidad de Gauna.


El filme se estrenó en el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente y asimismo se proyectó en el Festival Internacional de Cine de la ciudad de Toronto, ya antes de llegar a las salas de cine argentinas el veintitres de octubre de dos mil ocho. Pese a tener resultados pobres en la taquilla, la película consiguió el Gran Premio del Jurado y el premio al mejor actor (Hendler) en el Festival de Cine Sudamericano de Biarritz y el Premio a la mejor ópera prima en el Festival de Cine de la ciudad de Lima. Al instante de su estreno, una gran parte de las recensiones coincidieron en el buen desempeño de Hendler en el rol de Luciano Gauna. También, transcurrido un tiempo, múltiples críticos de cine mentaron a Los obsesos como de los mejores grabes argentinos de la década y ciertos se han referido a ella como una película de culto.


La película estuvo influida por la novela El sueño de los héroes de Adolfo Bioy Casares, conforme el directivo, respecto al «heroísmo y la cobardía, de de qué forma pesa la mirada del otro». Al tiempo, el directivo de Los obsesos se fundamentó en él mismo para crear el personaje primordial. El estilo del filme asimismo fue equiparado con los trabajos del directivo Martín Rejtman y con Ebrio de amor de Paul Thomas Anderson.


Luciano Gauna (Daniel Hendler) es un treintañero retraído que desde hace bastante tiempo trata de redactar un guion de cine, al tiempo que se gana la vida trabajando como animador de fiestas infantiles en la ciudad de Buenos Aires. Tras mandar a su mejor amigo y colega al centro de salud con un portazo casual en la garganta, Luciano se rencuentra con un amigo que no veía desde hacía años. Su amigo, Manuel (Walter Jakob), termina de regresar de España al lado de su novia Sofía (Jazmín Stuart) para ocuparse de la producción de la versión argentina de «Los Paranoicos», una serie que ha sido un éxito en España.


Antes de partir por temas de trabajo cara Chile, Manuel le solicita a Luciano que le preste fármacos para dormir a Sofía. Luciano llega a la casa de los progenitores de Manuel —donde se quedaban temporalmente— y se halla con Sofía, que tras una discusión con la madre de Manuel, se retira de la casa al lado de Luciano y su equipaje. Él la acompaña a un restorán donde le ofrece los fármacos mas los rechaza. Mediante Sofía, Luciano descubre que el personaje de «Los Paranoicos» no solo está inspirado en él sino asimismo lleva por nombre «Luciano Gauna»; el hecho le molesta mas no se lo expresa a Manuel. Al no tener donde quedarse, Sofía pasa esa noche en el departamento de Luciano. A lo largo del tiempo que Sofía y Luciano conviven, la proximidad sentimental entre los dos medra.


Tras el regreso de Manuel, este se reúne con Luciano y le ofrece ocuparse de la adaptación y producción de la serie en Argentina, trabajando en una oficina, siendo supervisado por Manuel y cobrando un salario muy elevado. Luciano, incómodo, evita darle una contestación concreta a la propuesta y le afirma que lo pensará. Antes que se retire, Manuel lo invita a una celebración de la productora de la serie. La noche siguiente, Luciano asiste a la celebración donde se halla con Manuel y Sofía. Mientras que Manuel se halla atendiendo otros temas, Luciano y Sofía comienzan a danzar. Cuando Manuel vuelve y los halla, sale del sitio con ella y tienen una discusión. Poco después, Luciano sale y se halla a Manuel solo, que, sorprendido, lo reprende. Luciano le pregunta cara que dirección fue Sofía y, tras correr, la alcanza.


Los paranoides es el primer largo del directivo Gabriel Medina, que previamente había trabajado en cine y TV como productor, editor, continuista, asistente de dirección y argumentista, aparte de haber dirigido ciertos cortos. Fue en la Universidad del Cine de San Telmo donde conoció a la actriz Jazmín Stuart, co-protagonista de Los paranoides. Desde el momento en que empezó a redactar el guion se sostuvo en conversaciones con Stuart sobre el proyecto por el hecho de que deseaba que interpretara a Sofía. Años después, Medina conoció a Daniel Hendler a lo largo de la grabación de El fondo del mar, película que Hendler protagonizaba y donde Medina era asistente del directivo. En esos días, Medina le comentó a Hendler sobre un proyecto titulado Punk; después acabó un guion, pensó en él y se reunieron.


Debido a la escena en la que Gauna baila solo en su casa, el directivo no estaba persuadido si el papel iba a ser de Hendler, pues era un actor «muy serio». Hendler comentó: «Le pregunté por la música. Era “Féretro”, de Todos Tus Fallecidos. En casa, con gran habilidad tecnológica, me bajé el tema de internet y me grabé haciendo el playback. Le mandé el material, en una suerte de autocasting». Tras ver la grabación, Medina dijo: «es él». Stuart comentó que desde el principio de la grabación se sintió cómoda actuando al lado de Hendler; era la primera vez que trabajaban juntos —y lo volvieron a hacer para protagonizar Fase 7—, la actriz comentó posteriormente: «Es increíble el trabajo que hace Hendler en Los paranoides y el de Walter Jacob, asimismo un actorazo». Para su personaje, Daniel Hendler perdió diez kilogramos, «fue la primera vez que generé un cambio físico para componer», comentó el actor, además de esto volvió a fumar en su vida diaria tras interpretar a su personaje, un fumador.


Fue rodada a inicios de año dos mil siete en la ciudad de Buenos Aires. Conforme Medina, todo el proceso de realización llevó cerca de 4 años desde el momento en que empezó a redactar el guion. Sobre el origen del proyecto, el directivo declaró: «Los Obsesos brotó como la necesidad de retratar un planeta que estaba relacionado a mi generación, mi vida, la vida de mis amigos y de los amigos de mis amigos. Veía que no estábamos presentes en el cine nacional, que no se proponían enfrentamientos ni mundos como los que trabajé en la película».


Los músicos Lisandro Aloi y Guillermo Guareschi fueron los encargados de efectuar la banda sonora de la película. Guareschi, que solo tuvo una semana para componer la música, comentó sobre esa experiencia: «El aire “denso” existía dentro y fuera de la película, Daniel Hendler tenía un personaje estresado y de determinado estancamiento y confusión y lo que sucedía “afuera de la película” asimismo estaba reflejando en el contenido de la misma».


El personaje primordial, Luciano Gauna, toma su apellido de Emilio Gauna, personaje de la novela El sueño de los héroes escrita por Adolfo Bioy Casares. Dicha novela fue una repercusión para la película. La mayor repercusión del directivo para crear el personaje fue sí mismo, sobre eso Stuart comentó: «Gauna se corporeiza en Daniel, mas para mí es Gabriel». Como confirmó el propio directivo, Gauna es su alter ego: «La película soy yo». El guion fue escrito cuando aún Hendler no estaba ligado al proyecto, después se reescribió ya con Hendler en el papel de Gauna. Muchas de las situaciones de la película están basadas en la realidad, de esta manera lo confirmó Medina: «La mayoría de las historias y de las anécdotas que pasan en la película son mías, de amigos míos, de amigos del argumentista, de amigos de amigos. Es una historia compuesta por mini historias».


Estreno y taquilla

«Los obsesos es una película para gente joven con una banda de sonido increíble, muy del rock under de ahora, y es una historia amorosa. Tiene un humor un tanto retorcido, mas no tan apacible como el de Sábado o bien una de Martín Rejtman, pues tiene otra velocidad y cuenta con una estructura comercial –el triángulo amoroso– que siempre y en todo momento ha funcionado. Yo la definiría como una comedia romántica con una vuelta de tuerca medio friky y, salvando las distancias, la equipararía con Ebrio de amor, de Paul Thomas Anderson.»— Jazmín Stuart sobre la película.

La película se proyectó el diez de agosto de dos mil ocho en el cine Monumental de Rosario como una parte de la décima edición del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente, donde compitió en la selección oficial internacional. Por mes siguiente, el filme tuvo su estreno internacional en el Festival Internacional de Cine de la ciudad de Toronto. Los paranoides llegó a los cines de la ciudad de Buenos Aires el veintitres de octubre; fue proyectada en solo veinte salas, siendo vista por cuatro ciento cuarenta y cinco personas y colectando cincuenta y ocho ochocientos treinta y ocho pesos en 4 días. La baja cantidad de entradas vendidas se debió, en parte, a la competencia en la taquilla que incluía a Burn After Reading de los hermanos Coen y Fast Food Nation de Michael Moore; como consecuencia, la poca suerte inicial con el público hizo que Los obsesos continuara poco tiempo en cartel. A fines de diciembre se proyectó en el Festival Internacional del Nuevo Cine Sudamericano de La Habana y por año siguiente llegó a otros festivales como South by Southwest, San Francisco, Seattle y Biarritz en Francia.


En julio de dos mil nueve fue lanzada en DVD en Argentina. Exactamente el mismo año, la productora Oscilloscope Laboratories de Adam Yauch consiguió los derechos de distribución de la película. En USA tuvo un estreno limitado en el primer mes del año de dos mil diez y fue editada en DVD en dos mil once, con el título The Paranoids.


En Argentina, Miguel Frías de Clarín escribió: «Con grandes actuaciones; un tiempo agobiante de filme de terror (los encierros de Gauna transmiten su temor al exterior); y una pulsión sexual tensada al extremo, Medina combina elementos narrativos tradicionales, sorpresas de autor y final de western urbano sentimental. Cada secuencia está cargada de sentido, mas la película fluye con aparente levedad. Talento de un directivo que no semeja debutante». Asimismo fue bien recibida en La Nación, donde Diego Batlle escribió: «Los obsesos no solo tiene algo de Szifron y de Rejtman sino toma aparte de referentes literarios (El sueño de los héroes, de Adolfo Bioy Casares) y de modelos extranjeros como Ebrio de amor, del estadounidense Paul Thomas Anderson, para edificar una comedia romántica asordinada, enrarecida, contradictoria, llena de descubrimientos, mas asimismo de altibajos». En otro artículo para el diario Clarín, Frías asimismo mentó la repercusión de la novela de Bioy Casares en la cinta, de manera especial en el triángulo interpretativo formado por Hendler, Stuart y Jakob. Luciano Monteagudo del diario Página/12 aseveró que las situaciones del filme tienen «una identidad muy porteña, con personajes siempre y en todo momento identificables, a los que no obstante el directivo Medina –esquivando los riesgos del costumbrismo– evita transformar en estereotipos, están entre lo mejor de la película». Además de esto añadió que Hendler «se apropia de la película». Juan Carlos Fontana de La Prensa describió la película como «una historia existencial y poética sobre jóvenes, como raras veces los nuevos directivos han sabido resolver» y encomió el trabajo de Hendler, aseverando que «consigue de los mejores trabajos actorales de su carrera».

Tras ver la película, múltiples críticos apreciaron la repercusión de la novela El sueño de los héroes (mil novecientos cincuenta y cuatro) de Adolfo Bioy Casares. El propio directivo lo confirmó.

El crítico Stephen Holden de The New York Times publicó: «Los obsesos está tan bien actuada y tiene tan buen ojo para los detalles (el poster de los Ramones en el piso de Luciano certifica su negatividad) que esperas que sus piezas encajen en algo más grande.Mas como su personaje primordial, esta inteligente y también ocurrente película con humor se vende mal a sí misma». El semanario Variety destacó el trabajo de fotografía, montaje, música y diseño de producción para lograr la «continua atmosfera de leve malestar y también inquietud». En la crítica de The Hollywood Reporter se afirmó que el directivo Medina «es inútil de hacernos interesar lo bastante por sus primordiales personajes pese a una actuación de Hendler más que convincente». Scott Tobias de The A.V. Club afirmó que Medina «afortunadamente se queda corto ya antes de hacer una enorme declaración generacional», mas la película «hace un buen trabajo describiendo la cultura y actitudes juveniles de Buenos Aires».


Cuatro años tras su estreno, escribiendo para el diario La Nación, Javier Porta Fouz se refirió a Los obsesos como «una de las mejores películas» argentinas de la década de dos mil y subarrayó el empleo de la música, la narración del directivo y los personajes, añadiendo además de esto que al instante de su llegada a los cines argentinos la cinta fue «injustamente soslayada». En una nota siguiente para la Rolling Stone, Porta Fouz mentó a Los paranoides como una de las 5 «comedias independientes argentinas del siglo veintiuno». Otros críticos asimismo la incluyeron en sus listas de las mejores películas argentinas de la década: Carlos Federico Rey la puso en el número 7, Hernán Panessi la puso en el número 9 y el directivo Nicolás Teté la puso en el número diez. El director de cine Sebastián De Costoso encomió la película por lo general y en especial las escenas de baile de Hendler solo y donde baila con Stuart, aseverando que se trató de una «gran secuencia musical en la historia argentina». Además de esto ensalzó la fotografía y la banda sonora. Ciertos medios se han referido a Los paranoides como una película de culto.


En dos mil nueve, la película recibió los premios al mejor actor (Hendler) y ópera prima (Medina) en el Festival de Cine de la ciudad de Lima, y el premio al mejor actor (Hendler) y el premio del jurado (Medina) en el Festival de Cine Sudamericano de Biarritz en Francia. Exactamente el mismo año Los paranoides ganó un premio en la categoría ficción del Festival Internacional de Cine De la misma época que México. Además de esto fue nominada en las categorías de mejor ópera prima y revelación femenina (Stuart) en los Premios Cóndor de Plata.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

INFORMACION COMPLEMENTARIA: Hoy en día, las películas se pueden alquilar, comprar, descargar o ver online en estos formatos: xvid, divx, mp4, h264, flv, mkv, avi, wmv, mov, dvdy blu-ray (2D/3D). Y, en calidad: full HD, 720p, micro1080p, 4k (original/vose). Y, en plataformas tan diversas como: torrent o cuentas premium en Netflix, HBO GO u otros servicios streaming. En cualquier caso, hay que tener en cuenta las leyes de propiedad intelectual y los derechos de autor.


mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


WIKI

  PELICULAS (Wikinfo) 

WIKI   BUSCADOR PELICULAS    

 

USUARIOS:

Hay 91 invitados y ningún miembro en línea

muebles, jardin y hogar

peliculas, cine y television

 

WEBs RELACIONADAS:

 peliculas, cine y television

Está aquí: Inicio > [ PELICULAS (WIKINFO) ] > ıllı Película Los paranoicos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas