ıllı Portal sobre Películas, Cine y Televisión (2018)

Portal wikinfo sobre peliculas, sinopsis, tráiler, estreno, actores y personajes. Noticias, Críticas y Comentarios

 !Selecciona tu Idioma!

Las Mejores Películas de todos los Géneros:

ıllı Película Juana de Arco (1999)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

peliculas, cine y television

salud  Juana de Arco (1999) 


La historia empieza con Juana como una pequeña pequeña (interpretada por Milla Jovovich), confesando sus pecados en una iglesia (por segunda o bien tercera vez en exactamente el mismo día). El sacerdote está sorprendido con que Juana sea tan de manera profunda religiosa y le pregunta si todo va bien por casa, con su familia y con sus amigos. Nada semeja ir mal en su vida, y el sacerdote entiende que es una chavala muy religiosa. Ella sale saltando de la iglesia, agradecida de ser perdonada por Dios y Jesús, mas volviendo a casa se pierde, se halla una espada y tiene una visión violenta y sobrenatural. Toma la espada y retorna a su pueblo, ahí es cuando ve que el ejército invasor inglés ha empezado a quemarlo todo. Juana, mientras que se sostenía oculta en su casa, observa de qué manera su hermana mayor es violada y asesinada. Tras subsistir al ataque, Juana se vivirá con unos familiares lejanos. Ella le confiesa al cura que desea olvidar a sus oponentes (como enseña las Sagradas Escrituras) mas que no puede hacerlo.


En Chinon (donde se ve a un pequeño pequeño combatiendo con un guarda de palacio), los Delfín, que están a puntito de coronar a Carlos VII como rey de Francia, reciben un mensaje de Juana, en el que solicita un ejército para liderar, en frente de los ingleses. Carlos VII considera que debería verse con ella, mas sus consejeros le advierten de que podría ser una asesina. La madrastra del rey, Yolanda de Aragón, le afirma que debería ir a ver a Juana, en tanto que la gente considera que puede salvar a Francia de los ingleses.


Juana llega a Chinon, y Carlos VII es de nuevo advertido de la posibilidad de que Juana solo desee matarle. Carlos VII idea un plan, tomando a un servidor como doble suyo, de tal modo que si alguien procura matarlo, terminaría con la vida del hombre equivocado y si viene mandada verdaderamente por Dios debería saber quién sería el auténtico futuro rey. Juana se ubica delante del trono, mas le afirma al hombre que está sentado ahí, Jean d'Aulon, que es buen hombre, mas que no es Carlos VII. Entonces la persona que había anunciado a Jean d'Aulon falsamente como Carlos VII, le afirma que el auténtico Delfín está entre la multitud y le solicita que lo identifique.


Caminando mediante la habitación llena de gente, prodigiosamente halla a Carlos VII en el rincón y empieza a mirarlo fíjamente, al tiempo que empieza a respirar de forma fuerte. Los 3 caballeros guardas de Carlos VII (el Duque de Alençon, Gilles de Rais y La Hire) evitan que Juana se acerque más al Delfín poniendo sus dagas en su cuello. Carlos le afirma a los caballeros que bajen la guarda, y Juana le dice: "Tengo un mensaje del Rey de los Cielos para ti, y solo para ti". En una habitación privada, Juana le habla de sus visiones, y de que debe liderar al ejército francés a la victoria contra los ingleses, y solo entonces va a llegar a ser el Rey de Francia. Carlos le afirma a Juana que descanse y encarga a Aulon ser su asistente.


La corte real se sostiene aún reticente a la idea de darle a Juana un ejército, y desean demostrar que ha sido mandada por Dios. Deciden examinar si es o bien no una virgen y asevera que sí lo es. Ellos llegan a la conclusión de que no tiene ningún signo de corrupción y que está íntegra. La evaluación prosigue, y le preguntan si su conocimiento sobre la guerra es suficientemente bueno para dirigir a un ejército, además de esto le preguntan si puede demostrar que verdaderamente viene mandada por Dios, mas aduce que no viene para aguantar gracietas, y que el hecho de haber cruzado por medio de las líneas contrincantes en Chinon, eludiendo la muerte, debería ser prueba suficiente.


Juana, con una armadura y con un estandarte largo y blanco, lidera al ejército francés a Orléans que estaba bajo el mando militar de Juan de Dunois, el bastardo de Orleans, que era cercado por los ingleses. Juana llega así como su asistente Aulon y con los caballeros del Duque de Alençon, Gilles de Rais y La Hire. Cuando es preguntado por Dunois, sobre de qué manera vencer a los ingleses, sugiere agredir el Bulevar des Tourelles. Dunois y los caballeros afirman que el plan es imprudente y sin ningún sentido, y Dunois afirma que no están habituados a percibir órdenes de una muchacha. Juana colérica le da una bofetada a La Hire, que se reía, y, con la ayuda de Aulon, corta su pelo para dejarlo como el de un hombre. Ella manda una carta al ejército inglés, en la que les solicita educadamente su rendición. El capitán de los ingleses le responde gritando: "¡Que se jodan!".


La batalla en St. Loup empieza la próxima mañana sin Juana, seguramente bajo las órdenes de Dunois, que se mostraba incrédulo sobre Juana. Cuando llega al campo de batalla, los soldados franceses se están retirando. Colérica por la desobediencia de sus soldados, termina con la retirada y lidera a su ejército cara otra carga. Su caballo brinca en el fuerte y baja el puente levadizo, dejando a su ejército entrar y hacerse con él. Después, los franceses recobran un lanzapiedras que los caballeros de Xaintrailles, claman como suyo. Con el fuerte tomado, su siguiente objetivo es derrotar al comandante Sir William Glasdale, una compañía considerablemente más bastante difícil de lograr. Juana le da otra ocasión a los ingleses de rendirse, mas se niegan.


Dunois y los caballeros empiezan un plan táctico en la iglesia de San Agustín, frente a las fortificaciones de Tourelles. No obstante, Juana precipitadamente lidera a los soldados franceses cara Tourelles, donde el preparado ejército defensor inglés produce serias bajas en los atacantes franceses. Mientras que subía por una escalera para exceder los muros del fuerte, Juana recibe un impacto de flecha en el pecho. Las tropas reciben la orden de retirada de un enfurecido Dunois y, Juana apenas subsiste merced a la ayuda de los caballeros. Ella lidera el segundo ataque la próxima mañana, nuevamente haciéndolo de forma espontánea y sin contar con la opinión de Dunois ni de los caballeros.Los franceses logran poner una torre de asedio y además de esto logran bajar el puente levadizo, logrando la entrada al fuerte exterior. El fuerte interior aún no ha sido tomado, y este está protegido por una enorme puerta. Para solventarlo edifican un ariete improvisado y atacan la puerta, en ese instante empieza la última una parte de la batalla cuando Juana tiene otra visión, esta vez aparece Jesús chillando y sangrando por la cabeza de forma violenta. Juana siente el enfrentamiento que se le presenta con la victoria, debido al elevado número de fallecidos que va a haber al acabar esta.


El ejército inglés se reagrupa en la otra una parte del río. Los dos ejércitos se encaran esta vez en un enorme descampado. Juana cabalga cara el ejército inglés suplicándoles que se ridan y que vuelvan a Inglaterra. Los arqueros ingleses avanzan, lo que fuerza a los arqueros franceses a prepararse. La caballería inglesa entonces se retira y la infantería no deja otra ocasión a Sir William Glasdale que retirarse. Dunois y los caballeros franceses se quedan sorprendidos con esta inopinada retirada de Orléans.


Juana ha liberado Orléans. Cuando se le notifica de esto, el Duque de Bedford, dirija del rey menor, Enrique VI de Inglaterra, afirma que desea a Juana de Arco quemada. Juana retorna a Reims para acudir a la solemne, magnífica y sensible conoronación de Carlos VII de Francia. Sus campañas militares siguen a los muros de la ciudad de París. Los diez refuerzos de Juana jamás llegan. Ella le solicita a Carlos VII que le dé otro ejército, mas afirma que solamente desea hacer es regresar a casa, explicándole que ahora prefiere la diplomacia a la guerra y que sus servicios ya no eran precisos. Viendo como Juana empezaba a transformarse en un incordio político, Carlos conspira a fin de que Juana sea capturada por las fuerzas oponentes. Ella es hecha presa en Compiègne. Ella se halla escuetamente con el Duque de Borgoña, el que la vende a los ingleses.


Cuando Juana es trasladada a Rouen, una urbe francesa bajo la ocupación inglesa, un enigmático hombre con barba, vestido de negro y con capucha, que representa su "conciencia", de pronto aparece y empieza a cuestionar a Juana sobre sus visiones, culpándola del crimen religioso de herejía por decir que recibía signos de Dios. Cuando es procesada, se niega a colaborar. Su defensor causa alboroto en la sala, y Pierre Cauchon, el prelados de Beauvais, decide que el caso habría de ser estudiado de forma privada. Los ingleses le afirman a Cauchon que la iglesia debe condenar y ejecutar a Juana de Arco por herejía dado a que los soldados ingleses tienen temor de proseguir combatiendo mientras que prosiga viva. No obstante, el prelados está preocupado por condenar a una muchacha cristiana que realmente ha recibido visiones y signos de Dios.


La "conciencia" de Juana aparece en cárcel y sigue cuestionando sus visiones. La espada era una espada en el campo, afirma . Él le da muchas explicaciones razonadas de por qué razón una espada podría haber aparecido en un campo, y le enseña lo irracional que es su idea de Dios dándole una espada. Sobre los cargos que se le imputaban, a Juana se le ofrece un acuerdo, el prelados le solicita que firme unos documentos a cambio de percibir su última confesión. Mientras que firma, la "conciencia" le afirma a Juana que ya ha firmado un acuerdo abandonando a Dios. El aliviado prelados muestra la firma de retractación a los ingleses y les afirma que Juana ya no puede ser quemada por hereje y que ahora solo el gobierno inglés, y no la Iglesia, pueden transformarla en un mártir.


Los frustrados ingleses inventan una forma de ejecutar a Juana por las autoridades eclesiásticas en lugar de por ellos. Los soldados ingleses van a la celda de Juana y le dan ropas de hombre. Ellos le afirman a Cauchon que había pedido llevar otra apariencia, lo que sugiere que es mala y por esta razón ha de ser quemada de manera inmediata. Pese a sospechar de que los ingleses la habían forzado a vestir esas ropas, Cauchon no hace nada y abandona a Juana a su destino, sin percibir su última confesión. La "conciencia", no obstante se ofrece a percibir su última confesión: los signos que vio eran solo los que deseaba ver y no procedían de Dios; luchó representando a su hermana por venganza, acepta haber sido ególatra y atroz. Juana es quemada hasta la muerte en la plaza de Rouen el treinta de mayo de mil cuatrocientos treinta y uno, con solo diecinueve años de edad.


Aunque los productores de la película aducían que esta estaba de manera estrecha relacionada con la historia de Juana de Arco, ciertos estuvieron en disconformodidad, criticando la distorsión en la manera de representar las escenas de batallas medievales.[1]? Los críticos de cine dieron muchos géneros de creencias, ciertos catalogando a los diálogos de "repelentes".[2]?


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

INFORMACION COMPLEMENTARIA: Hoy en día, las películas se pueden alquilar, comprar, descargar o ver online en estos formatos: xvid, divx, mp4, h264, flv, mkv, avi, wmv, mov, dvdy blu-ray (2D/3D). Y, en calidad: full HD, 720p, micro1080p, 4k (original/vose). Y, en plataformas tan diversas como: torrent o cuentas premium en Netflix, HBO GO u otros servicios streaming. En cualquier caso, hay que tener en cuenta las leyes de propiedad intelectual y los derechos de autor.


mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


WIKI

  PELICULAS (Wikinfo) 

WIKI   BUSCADOR PELICULAS    

 

USUARIOS:

Hay 25 invitados y ningún miembro en línea

muebles, jardin y hogar

peliculas, cine y television

 

WEBs RELACIONADAS:

 peliculas, cine y television

Está aquí: Inicio > [ PELICULAS (WIKINFO) ] > ıllı Película Juana de Arco (1999)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas