ıllı Portal sobre Películas, Cine y Televisión (2018)

Portal wikinfo sobre peliculas, sinopsis, tráiler, estreno, actores y personajes. Noticias, Críticas y Comentarios

 !Selecciona tu Idioma!

Las Mejores Películas de todos los Géneros:

ıllı Película El viento nos llevará

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

peliculas, cine y television

salud  El viento nos llevará 


Un conjunto de gente llega desde Teherán a Siah Darré, un pueblo del Kurdistán iraní para un rodaje. Los habitantes del sitio ignoran el motivo por el cual se hallan allá. Los recién llegados merodean por el camposanto, lo que produce que la gente del pueblo crea que buscan un tesoro. Acaban marchándose sin verdaderamente dar la impresión de haber encontrado lo que procuraban. A lo largo del trascurso de la historia el directivo del equipo procura comunicarse con Teherán por medio de un móvil que solo tiene cobertura en determinada colina con lo que toda vez que suena debe coger el vehículo para ir hasta allá. Trabará amistad con los pequeños del pueblo, en un comienzo, para lograr sacarles información sobre el tema que han ido a investigar.


El poema de la escritora feminista Forough Farrokhzad es muy relevante en la construcción de la película. Ocupa la parte central del largometraje (aparece más o menos en el minuto cincuenta) y no solo da título a la película, sino representa el núcleo significacional más profundo de exactamente la misma, puesto que como esta habla de la fugacidad, del trascurso del tiempo y de determinado postulado de disfrutar el día. Habla a cerca de que la vida y los avatares de la existencia son los que determinan que al final el tiempo acabe con nosotros.


Es recitado por el personaje de Behzad, quien asiste a la casa de la novia de un escavador que ha conocido en el camposanto. Y con estos versos procura cautivar a la joven, pretendiendo acercarse a ella aprovechando su categoría de hombre culto de la urbe. Ya antes, declama otra poesía, algo más vital, titulada Traeme Luz. La conjunción de todos estos elementos la transforma en una de las escenas más enigmáticas de la película.


La escena en la que se recita el poema El viento nos va a llevar se genera en una suerte de gruta poco alumbrada. Tan solo se pueden ver la falda y las manos de la mujer con la que habla el protagonista, la que conserva su decoro en frente de un hombre que le resulta ignoto. En un país en el que una mujer soltera no tiene tolerado quedarse en solitario con un varón, este género de planos favorecieron que la película se prohibiese, dado su "alto contenido erótico".


Kiarostami procura eludir en todo instante el contraplano, lo que deja que el espectador adopte un papel activo frente al largo, pues debe llenar las conversaciones a través de su imaginación. El espectador jamás ve a los trabajadores con los que habla el protagonista, a la anciana moribunda, el escavador del camposanto ni la novia de este. Tampoco ve por medio de los ojos del propio Behzad.


A lo largo de la película se hace solamente un travelling. Kiarostami efectúa este plano pues en un instante determinado del rodaje en el que el equipo estaba desalentado puesto que la producción era pequeñísima,de unos costos muy reducidos y con poquísimos recursos técnicos. Por esta razón, para motivar un tanto a sus trabajadores y enseñar que existía cierto poderío, se montaron las vías de un travelling. Si bien la verdad es que al directivo jamás le agradó el resultado.


También es resaltable que, pese a la suspensión temporal que se puede ver durante la película, hay un plano en el que se da la transición del día de noche. Esta se genera a través de un derretido encadenado y tiene sitio prácticamente al final del final, con lo que se puede meditar que es un prólogo del regreso del protagonista a la vida de la urbe.


La mayor una parte de los planos son largos y contemplativos, o sea, no están supeditados al son de la acción. Es por esta razón por el que ciertos estudiosos del género consideran que los espectadores jóvenes (de entre quince y veinte años) no son capaces de ver adecuadamente la película, por el hecho de que su hábito espectatorial es diferente puesto que en nuestros días la regla es que cada minuto y medio como máximo se genere un cambio de plano.


El régimen de miradas muestra que el protagonista va a apropiarse de una mirada que es extraña, la de los ritos funerarios del pueblo, la de lo exótico para quien viene del sistema de la urbe.Por lo tanto, se genera un contraste entre lo viejo y lo nuevo, entre el planeta ancestral regido por unas convenciones anteriores a la revolución industrial y el hombre que llega de la urbe.


Cada personaje habla desde sus categorías sociales, que lo forman como sujeto en un determinado. O sea, los individuos interaccionan en un medio social y un espacio regido, en un caso así, por la lucha de clases. Es precisamente por esto que se puede hallar asimismo una mirada antropológica, en el sentido de que en la película se habla de los condicionamientos de cada una de las miradas.


Asimismo, hay personajes que no se ven y de los que solamente se escuchan sus voces. En cambio, al final de la película el espectador semeja conocerlos de igual forma que a aquellos que sí que son perceptibles. Es el caso, por poner un ejemplo, del escavador del camposanto o bien de los compañeros de rodaje del protagonista.


Hay en el caso del protagonista, además de esto, una diferencia de perspectiva, del punto de vista. Cuando habla con su productora por teléfono se comporta de una forma muy servicial y también procura justificar sus fallos. En cambio, con el resto de personajes se comporta de una forma bastante hosca y egocéntrica.


La mirada que pretende dar Kiarostami cara este hombre que llega de la urbe no es condescendiente, no busca empatía. Y la ausencia de espéculo en una escena en la que Behzad se está afeitando da la clave de de qué manera va a evolucionar la película en este aspecto. Por esto se habla de una estética del cine-espéculo en esta película.


Durante el afeitado, el espéculo donde se mira es el espectador. El rol del espectador, por lo tanto,es acá el espéculo de la mirada del personaje. Gracias este recurso, el espectador ve al personaje (como durante toda la película) con una cierta mirada crítica.


También a través de esta técnica, se plantea una reeducación de la mirada, que va entre la mirada del protagonista y la del espectador.Pues el protagonista va mudando su forma de ver el pueblo, sus costumbres y sus habitantes (por servirnos de un ejemplo, pese a su actitud soberbia en un instante dado se percata de que ha actuado mal con el pequeño y le solicita excusas). Y el espectador asimismo es reeducado, en tanto que aprende a ver un cine que nada debe ver con el institucional.


El género de preguntas que deben ver con una determinada visión ética son las que se plantea Kiarostami en El viento nos va a llevar. Desea enseñar de qué forma se relacionan los personajes desde una mirada que viene de fuera, de la urbe y tiene inconvenientes de compresión. Esto es, muestra los enfrentamientos que se proponen con el régimen de la mirada y los comportamientos vitales de una comunidad con relación a alguien que viene de fuera.


En un instante determinado, Behzad da una patada a una tortuga que paseaba por el desierto colocándola boca arriba, sin posibilidad aparente de regresar a su situación original. Esta escena es lo que mejor describe la profundidad del personaje, de una persona cerrada, ególatra. Es una actitud narcisista, egocéntrica (no ver al otro) que se manifiesta en su mayor grado con esa muestra de agresividad cara el animal. Solo la mirada del director de cine, la enunciación, hace que los espectadores vean que la tortuga se recobra y se incorpora. Esta escena es una profecía de que la vida siempre y en todo momento termina por imponerse.


Prácticamente en la última escena de la película, el protagonista limpia el parabrisas de su turismo, echándole un cubo de agua. Y este ademán es como limpiarse los ojos, abrir los ojos a una forma de ver cine diferente de lo que instaura el cine tradicional de Hollywood, o sea, representa la reeducación de la mirada.


Crítica social


Kiarostami acentúa, en este largo, su crítica social. A lo largo de toda la película resalta una mirada irónica del protagonista cara la urbe. Esta mirada se compatibiliza con su actitud ridícula en frente de la gente del pueblo, quienes tienen un cuidado por la naturaleza y una forma de vivir y ver la vida muy, muy diferente a él.


Además, se muestran una serie de elementos de convención regulados por el poder. Por servirnos de un ejemplo, el profesor de escuela le explica al protagonista que los ritos funerarios que a este último le semejan tan exótico a él no le agrada nada, pues si se muere alguien hay que manifestar un dolor falso. En verdad, la madre del profesor tiene unas cicatrices en cara que se ve vio obligada a efectuarse para enseñar su tristeza en frente de la muerte de uno de los jefes de su marido. El profesor le solicita a Behzad que le comente al pequeño con el que ha entablado amistad lo que han hablado puesto que hay una censura ética, marcada por la corporación y el pequeño ha de ser educado en las categorías manadas del poder.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

INFORMACION COMPLEMENTARIA: Hoy en día, las películas se pueden alquilar, comprar, descargar o ver online en estos formatos: xvid, divx, mp4, h264, flv, mkv, avi, wmv, mov, dvdy blu-ray (2D/3D). Y, en calidad: full HD, 720p, micro1080p, 4k (original/vose). Y, en plataformas tan diversas como: torrent o cuentas premium en Netflix, HBO GO u otros servicios streaming. En cualquier caso, hay que tener en cuenta las leyes de propiedad intelectual y los derechos de autor.


mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


WIKI

  PELICULAS (Wikinfo) 

WIKI   BUSCADOR PELICULAS    

 

USUARIOS:

Hay 128 invitados y ningún miembro en línea

muebles, jardin y hogar

peliculas, cine y television

 

WEBs RELACIONADAS:

 peliculas, cine y television

Está aquí: Inicio > [ PELICULAS (WIKINFO) ] > ıllı Película El viento nos llevará

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas