ıllı Portal sobre Películas, Cine y Televisión (2018)

Portal wikinfo sobre peliculas, sinopsis, tráiler, estreno, actores y personajes. Noticias, Críticas y Comentarios

 !Selecciona tu Idioma!

Las Mejores Películas de todos los Géneros:

ıllı Película El gran salto

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

peliculas, cine y television

salud  El gran salto 


En mil novecientos cincuenta y ocho, Norville Barnes (Tim Robbins), un graduado de la universidad de negocios de Muncie, Indiana, llega a la urbe de la ciudad de Nueva York en pos de un trabajo. Debido a la carencia de experiencia, la primera cosa que consigue hallar es un empleo en la oficina de clasificación de la correspondencia en Hudsucker Industries. Mientras, el creador y presidente de la compañía, Waring Hudsucker (Converses Durning), se suicida repentinamente a lo largo de una asamblea de negocios saltando por la ventana del último piso. Después, Sidney J. Mussburger (Paul Newman), un inexorable miembro de la junta directiva, descubre que las acciones van a ser pronto vendidas al público; organiza un plan para adquirir los intereses predominantes de la compañía bajando provisionalmente el costo de estas al contratar un presidente inútil para sustituir a Hudsucker.


En la sala de reuniones, se le asigna a Norville la labor de dar una «carta azul», un comunicado ultra secreto de Hudsucker, mandado un poco antes de su muerte, a Mussburger. No obstante, Norville aprovecha la ocasión para plantear un invento en el que ha estado trabajando, el que acaba siendo un simple dibujo de un círculo. Pensando que Norville es un idiota, Mussburger lo escoge como apoderado de la compañía Hudsucker. Del otro lado de la urbe, a Amy Archer (Jennifer Jason Leigh), una chillana cronista ganadora del Premios Pulitzer del Manhattan Argus, se le asigna la labor de redactar un artículo sobre Norville y descubre que género de hombre es realmente. Logra un trabajo en Hudsucker Industries como su secretaria personal, haciéndose pasar por otra graduada agobiada de Muncie. Una noche, Amy estudia la edificación en pos de pistas y se halla con Moses, el hombre que maneja el enorme reloj de la torre y sabe «casi cualquier cosa referida a Hudsucker». Moses le cuenta sobre el plan de Mussburger y Amy le cuenta esa historia de su jefe (John Mahoney), mas este no cree ni una palabra.


Los otros ejecutivos admiten el invento del hula hoop de Norville aguardando que haga decaer las acciones de la compañía. No obstante, el hula hoop le trae a la compañía mayor éxito que jamás ya antes. Norville deja que el éxito lo controle y se vuelve otro magnate indiferente. Amy, que se había enamorado de su encanto inocente, se encoleriza con la nueva actitud de Norville y lo abandona. Buzz, el entusiasta ascensorista, plantea un nuevo invento: la pajilla. Norville descarta la idea y despide a Buzz. Mientras, Aloysius (Harry Bugin), el portero de Hudsucker, descubre la auténtica identidad de Amy y se lo notifica a Mussburger. Mussburger le revela la auténtica identidad de Amy a Norville y le afirma que va a ser despedido como presidente tras año nuevo. Asimismo persuade a la directiva que Norville está desquiciante y ha de ser mandado a un centro de salud siquiátrico.


En la víspera de Año Nuevo, Amy halla a Norville borracho en un bar beatnik. Se excusa, mas este se encoleriza y es perseguido por una multitud enfurecida dirigida por Buzz, a quien Mussburger había persuadido de que Norville le había robado la idea del hula hoop. Norville escapa cara el último piso del rascacielos Hudsucker y se viste con su uniforme de la oficina de correspondencia. Se trepa por una de las ventanas y se resbala y cae inmediatamente antes de la medianoche. De súbito, Moses detiene el reloj y el tiempo se detiene. Waring Hudsucker aparece como un ángel y le afirma a Norville que la «carta azul» que aparentemente debía entregarle a Mussburger contenía un documento legal señalando que las acciones de Hudsucker irían a su más inmediato sucesor, quien ahora es Norville. Norville y Amy se reconcilian. Ya en mil novecientos cincuenta y nueve, es Mussburger quien es mandado al centro de salud siquiátrico al paso que Norville desarrolla un nuevo invento «para niños», un misterioso círculo en una hoja de papel doblada que terminará siendo un frisbee.


Los hermanos Coen conocieron a Sam Raimi mientras que Joel Coen trabajaba como asistente de montaje en The Evil Dead (mil novecientos ochenta y uno) de Raimi. Comenzaron a redactar juntos en guion de El enorme salto en mil novecientos ochenta y uno, y siguieron a lo largo de la grabación de Crimewave (mil novecientos ochenta y cinco) y postproducción de Blood Simple (mil novecientos ochenta y cinco), cuando Joel y también Ethan compartían una residencia con Raimi. Los Coen y Raimi fueron influidos por cintas de Preston Sturges como Christmas in July (mil novecientos cuarenta) y la sátira de Hollywood Los viajes de Sullivan (mil novecientos cuarenta y uno). El tono sentimental y los hombres comunes como héroes estuvo inspirada en grabes de Frank Capra como El secreto de vivir (mil novecientos treinta y seis), Meet John Doe (mil novecientos cuarenta y uno) y It's a Wonderful Life (mil novecientos cuarenta y seis). Los diálogos son un homenaje a His Girl Friday (mil novecientos cuarenta) de Howard Hawks, al tiempo que la actuación de Jennifer Jason Leigh como la charlatana cronista Amy Archer es reminicente de Rosalind Russell y Katharine Hepburn, tanto en la apariencia física como en los ademanes. Asimismo se hallaron referencias a otras películas como Executive Suite (mil novecientos cincuenta y cuatro) y Sweet Smell of Success (mil novecientos cincuenta y siete). Los Coen no tuvieron la pretensión de hacer comentarios o bien parodiar semejantes grabes, en su sitio, Ethan dijo: «Es el caso en donde, habiendo visto esas películas, decimos: "Son muy amenas, hagamos una"; en vez de: "Son muy amenas, opinemos sobre ellas"». Raimi describió el guion como «una comedia del planeta de los negocios. Es un regreso a las grandes comedias de amor que acostumbraban a hacerse en los años cuarenta y principios de los cincuenta». Los Coen empezaron a pasar tiempo en su piso, turnándose para emplear la máquina de redactar, y cuando en determinado punto se trancaron, Raimi hizo todo lo que es posible a fin de que los hermanos prosiguieran. Por poner un ejemplo, mientras que Ethan deambulaba ansiosamente en el piso, Raimi cambiaba de sitio objetos para desconcertarlo, aun aseveró haberles tirado pirotecnia.


Un crítico de cine describió las numerosas influencias: «Desde su poco feliz nombre hasta su torpeza física, Norville Barnes es un héroe de Preston Sturges atrapado en una historia de Frank Capra, y esos 2 jamás deben encontrarse, en especial en un planeta que semeja haber sido creado por Fritz Lang — la barbaridad mecánica de la oficina de la correspondencia en contraste con gigantismo Bauhaus de las oficinas corporativas combina con perfección con la división jefe-empleado en Metrópoli (mil novecientos veintisiete)». Un entrevistador sugirió que los personajes representan el capitalismo opuesto a la economía laboral. Joel Coen contestó: «Quizás los personajes sí encarnan esas grandes temáticas que mentaste, mas esa pregunta es independiente a si estamos interesados en eso o bien no, y no lo estamos». El enorme salto presenta múltiples tópicos narrativos pertenecientes a la rueda de la Fortuna y motivos visuales respecto a la manera de los círculos. Esto incluye el monólogo de Moses al comienzo, el reloj de Hudsucker, el reloj pulsera de Mussburger, la invención de el hula hoop y el frisbee, y la charla entre Norville y Amy sobre el karma.


La primera imagen que los Coen y Raimi visualizaron fue la de Norville Barnes a puntito de saltar desde la ventana de un rascacielos y debieron concebir de qué manera llegó hasta ahí y de qué manera salvarlo. La incorporación del hula hoop llegó a resultas de un recurso argumental. Joel recordó: «Se nos debía acontecer algo que Norville iba a inventar que a primer aspecto resultase absurdo. Algo que pareciera, por los pies en el suelo, condenado al fracaso, mas que por otra parte el espectador ya supiera que iba a ser un éxito fenomenal». Ethan dijo: «Toda la idea del círculo fue construida en el diseño de la película, y eso lo hizo parecer más apropiado». Y Joel agregó: «Lo que salió de ahí fue el factor de diseño que conduce la película. La tensión entre las líneas verticales y los círculos; tienes los altos edificios, entonces los círculos por doquier que hacen eco en la trama... en la estructura misma de la película. Comienza con el final y va en círculos cara el principio a través de un enorme flashback». Los Coen y Raimi tardaron 3 meses en redactar el guion. Ya en el año mil novecientos ochenta y cinco, los Coen fueron convocados diciendo que un próximo proyecto «toma sitio a final de los años cincuenta en un rascacielos y es sobre grandes negocios. Los personajes charlan veloz y visten atuendos elegantes».


A pesar de haber terminado el guion en mil novecientos ochenta y cinco, Joel explicó: «No pudimos hacer El enorme salto en ese entonces pues aún no eramos muy populares. Además de esto, el guion era carísimo y recién terminábamos de hacer Blood Simple, que era una película independiente». Tras terminar Barton Fink (mil novecientos noventa y uno), los Coen aguardaban hacer una película más mainstream. El enorme salto fue reflotada y los Coen y Raimi efectuaron ciertos pequeños cambios en la escritura. El productor Joel Silver, un seguidor de las películas anteriores de los Coen, adquirió el guion para su compañía productora, Silver Pictures, y atrajo la financiación de Warner Bros. Pictures. Silver además de esto le dejó a los Coen tener un completo control artístico.


Esta fue la primera vez que los hermanos Coen eligieron grandes estrellas de ese entonces para actuar en una de sus películas. La primera opción de Joel Silver para el papel de Norville Barnes era Tom Cruise, mas los Coen insistieron con Tim Robbins. Antes que Jennifer Jason Leigh se quedase con el papel de Amy Archer, Winona Ryder y Bridget Fonda compitieron por el rol. Leigh había audicionado previamente para Miller's Crossing y Barton Fink, las dos cintas de los Coen. Sus auduciones erradas provocaron que los Coen la escogieran para El enorme salto. Para prepararse para el personaje, Leigh leyó biografías de ciertas más esenciales mujeres de los años treinta y cuarenta, entre ellas Rosalind Russell, Katharine Hepburn y Jean Arthur. Cuando procuraban el actor para encarnar a Sidney Mussburger «Warner Bros. sugirió todo género de nombres», recordó Joel. «Muchos de ellos eran comediantes que meridianamente no encajaban. Mussburger es el tipo malo y Paul Newman le dio vida a ese personaje». No obstante, los Coen le ofrecieron el papel primero a Clint Eastwood, mas se vio obligado a rechazarlo debido a enfrentamientos con su agenda.


Una vez que Newman y Robbins firmaron el contrato, PolyGram Filmed Entertainment y Working Title Largometrajes se pusieron conforme para financiar la película en conjunto con Warner Bros. y Silver Pictures. El filme fue grabado en 5 estudios de sonido en los Carolco Studios de Wilmington, Carolina del Norte, desde el treinta de noviembre de mil novecientos noventa y dos. Raimi cumplió funciones de directivo de segunda unidad; rodó la secuencia del hula hoop y el suicidio de Waring Hudsucker. El diseñador de producciónDennis Gassner fue influido por la arquitectura fascista, particularmente el trabajo de Albert Speer, como asimismo la cinta Brazil (mil novecientos ochenta y cinco) de Terry Gilliam, Frank Lloyd Wright y el movimiento art déco. Gassner consideró utilizar 5 grandes habitaciones para alojar los estudios. «Queríamos que las cosas fueran grandes», afirmó. La enorme mesa inspirada en los años mil novecientos cincuenta en la sala de reuniones era tan larga que debió ser construida en 5 secciones y después ensamblada en el estudio. La pretensión del tamaño de los estudios era crear una sensación opresiva. La fotografía primordial concluyó el dieciocho de marzo de mil novecientos noventa y tres.


Efectos visualesEditar


El supervisor de efectos visuales fue Michael J. McAlister y el supervisor de miniaturas Mark Stetson. Peter Chesney, diseñador de efectos mecánicos en múltiples producciones de los hermanos Coen, creó dos alas de ángel de dieciseis pies —4,8 metros aproximadamente— para el actor Converses Durning, quien interpretó a Waring Hudsucker. «Hice un difícil inducido con un montón de motores eléctricos para calibrar todo de esta forma podía doblarlas y batirlas. Entonces las cubrimos con plumas reales de pato y pavo», afirmó Chesney.«La armamos conforme a fotografías de una paloma aterrizando en cámara lenta». Las construcciones de fondo —diseñados por McAlister y Stetson— fueron modelos a escala 1/24, rodados separadamente y unidos en la postproducción. Para extender la secuencia, el modelo del edificio Hudsucker era equivalente a noventa pisos en lugar de cuarenta y cinco.


Pese a estar ambientada en Nueva York, otros rascacielos de la ciudad de Chicago, Illinois, sirvieron de inspiración para la secuencia de apertura del horizonte, como el Merchandise Mart y el Aon Center.Entre los rascacielos de la ciudad de Nueva York se incluyeron el Chanin Building, el Edificio Fred F. French y 1 Wall Street de Manhattan. «Tomamos todos nuestros edificios preferidos de la ciudad de Nueva York de donde estaban realmente y los ordenamos en nuestro barrio», afirmó Dennis Gassner, «una visión de fantasía que aporta a la atmósfera». Antes de nada, se debió crear un modelo basado en la N. York de fantasía de los años mil novecientos cincuenta para las tomas de apertura. Se creó entonces una urbe en miniatura, debido a que, conforme mentó McAlister, los Coen no deseaban una reproducción realista de la silueta de la ciudad de Nueva York en los años mil novecientos cincuenta, en su sitio, deseaban una versión de ella más afinada. Gassner utilizó el libro New York in The Forties como referencia para crear la apariencia del paisaje urbano. A veintisiete miembros del equipo les llevó 3 meses crear la urbe en miniatura en una escala de 24/1. Para hacer la construcción Hudsucker, emplearon una escena de 6/1 para tomas más próximas, incluyendo el largo zoom a Norville al principio. Para crear esa escena, se empezó con una toma de ángulo de visión extenso, moviéndose cara Tim Robbins, quien estaba en un escenario de escala real, insertado en la toma del modelo del reloj. Conjuntar imágenes auténticas con elementos pintados o bien miniaturas no era nada nuevo, no obstante, en el caso del zoom a Robbins desde tal distancia, sostener el escenario a escala real al lado de la edificación a escala «era de vanguardia y la única forma de hacerlo fue con computadoras», comentó McAlister. La mayor parte de las edificaciones fueron construidos únicamente de 2 lados, debido a que solo iban a ser vistos de frente y de costado, y ciertos solo precisaron un lado puesto que iban a ser vistos de frente solamente, al tiempo que la construcción Hudsucker fue hecho absolutamente en 3 dimensiones. El trabajo de The Computer Largometraje Company —supervisado por Janek Sirrs— incluyó manipulación de la toma del zoom a Norville al comienzo, como asimismo nieve generada por computadora y unas partes de las secuencias de las caídas.


Para crear las 2 caídas, el escenario de la ciudad de Nueva York en miniatura fue colgado de costado para permitir total movimiento durante las alturas de las edificaciones. McAlister calculó que una caída tal duraría 7 segundos, mas con motivos trágicos fue extendida a en torno a treinta. Brotaron ciertos inconvenientes cuando los Coen y el directivo de fotografía Roger Deakins decidieron que esas tomas serían más eficaces con lentes gran angular. «Los edificios habían sido diseñados para lentes de dieciocho mm, mas cuando probamos un lente de catorce mm, y después uno de diez mm, nos agradaron cada vez más las tomas». No obstante, la visión más ancha significó que los bordes del marco iban alén de los límites de la maqueta de la urbe, dejando espacios vacíos sin edificios. Por último, se crearon más edificios poniendo uno al lado del otro los de un solo lado y ubicandolos en los costados. La caída de Hables Durning fue rodada de forma usual, mas como Tim Robbins debía detenerse ásperamente en frente de la cámara, la suya fue rodada en reversa mientras que era distanciado de la cámara.


Warner Bros. efectuó proyecciones de prueba y las creencias del público fueron variadas. El estudio sugirió regresar a grabar ciertos segmentos, mas los Coen, que tenían el final cut, se negaron. Los productores por último añadieron metraje que había sido dejado afuera y asimismo grabaron ciertas tomas menores para el final. La gaceta Variety aseveró que las tomas auxiliares fueron hechas para intentar salvar a la película, debido a que Warner temía que iba a ser una decepción en la taquilla. Joel Coen charló sobre el tema en una entrevista: «No se volvieron a grabar escenas. Se añadió un tanto de metraje auxiliar. Deseábamos rodar una escena de lucha al final del filme. Fue producto de algo que descubrimos editando la película, no en el prestreno. Hemos rodado metraje auxiliar en todos y cada película, conque es normal».


La película se estrenó en el primer mes del año de mil novecientos noventa y cuatro en el Festival de Cine de Sundance en Park City, Utah. Además de esto, fue proyectada en el Festival de Cannes el doce de mayo de mil novecientos noventa y cuatro, donde compitió por la Palme d'Or. El enorme salto llegó a los cines de U.S.A. el once de marzo de mil novecientos noventa y cuatro y colectó dos.816.518 de dólares estadounidenses. El presupuesto de la producción fue de veinticinco millones de dólares estadounidenses, si bien ciertas fuentes aseveraron que llegó a los cuarenta millones por gastos en marketing y promoción. Sin embargo, el filme fue un descalabro en la taquilla.


Sumado a la decepción en la taquilla, El enorme salto recibió críticas tibias al instante de su estreno. Rotten Tomatoes reportó un cincuenta y ocho por ciento de críticas positivas basado en cuarenta recensiones y el acuerdo general de lugar indica: «Curiosamente extraña y visualmente propia, El enorme salto es al final prácticamente —pero no del todo— tan inteligente y atrapante como es necesario».


Roger Ebert encomió el diseño de producción, los modelos a escala, los matte painting, la filma y los personajes. «Pero el inconveniente con la película es que todo es superficial y no hay contenido», escribió Ebert. «No se hizo el mínimo intento de sugerir que la película toma de verdad su historia. Todo es estilo. Las actuaciones semejan intencionalmente satíricas». Desson Thomson de The Washington Blog post la describió como «inútilmente atractiva y de manera compulsiva sobrecargada con referencias a cintas de los años 1930».


Todd McCarthy, escribiendo para Variety, llamó a la película «uno de los más inspirados y técnicamente deslumbrantes pastiches de cintas del Hollywood viejo hecho nunca en el Nuevo Hollywood», mas comentó que «deja un orificio en el medio donde debería haber algo de emoción y humanidad». James Berardinelli escribió una recensión positiva: «El gran salto ensarta a los grandes negocios con exactamente la misma encalla que lo hizo Robert Altman con Hollywood en The Player. Desde las escenas al estilo Brazil en la cavernosa oficina de clasificación de correspondencia hasta las entreversadas maquinaciones en la sala de reuniones, esta película es pura sátira de la más repugnante y disfrutable clase.En este planeta surreal de mil novecientos cincuenta y ocho se pueden hallar muchas de las problemáticas que encaran las grandes corporaciones en los años mil novecientos noventa, todas y cada una retorcidas para coincidir con la visión de los realizadores del filme».


Warner Home Vídeo lanzó la película en DVD en mayo de mil novecientos noventa y nueve. No se incluyeron contenidos extra. Fue uno de los primeros grabes lanzados en Blu-ray por medio de Warner Archive Collection en dos mil trece, mas tampoco se incluyó ningún contenido extra.


Dos décadas tras el estreno, Scout Tafoya de RogerEbert.com encomió la película por su aventurero estilo y tratamiento de temáticas y conceptos de los grabes que la inspiraron. «Mientras que las comedias de los años mil novecientos treinta y '40 podían charlar y moverse de forma rápida, no podían galopear con los hermanos Coen. Sus cámaras se elevan, viajando a la velocidad del progreso, del chisme, del mismo capitalismo. Todo corre a toda velocidad. El diseño de producción, la única cosa con la que todos se sintieron cómodos encomiando, es fantástica. Cada marco hace asimismo de sondeo del principio del arte moderno, desde el art déco hasta el futurismo».


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

INFORMACION COMPLEMENTARIA: Hoy en día, las películas se pueden alquilar, comprar, descargar o ver online en estos formatos: xvid, divx, mp4, h264, flv, mkv, avi, wmv, mov, dvdy blu-ray (2D/3D). Y, en calidad: full HD, 720p, micro1080p, 4k (original/vose). Y, en plataformas tan diversas como: torrent o cuentas premium en Netflix, HBO GO u otros servicios streaming. En cualquier caso, hay que tener en cuenta las leyes de propiedad intelectual y los derechos de autor.


mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


WIKI

  PELICULAS (Wikinfo) 

WIKI   BUSCADOR PELICULAS    

 

USUARIOS:

Hay 78 invitados y ningún miembro en línea

muebles, jardin y hogar

peliculas, cine y television

 

WEBs RELACIONADAS:

 peliculas, cine y television

Está aquí: Inicio > [ PELICULAS (WIKINFO) ] > ıllı Película El gran salto

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas