ıllı Portal sobre Películas, Cine y Televisión (2018)

Portal wikinfo sobre peliculas, sinopsis, tráiler, estreno, actores y personajes. Noticias, Críticas y Comentarios

 !Selecciona tu Idioma!

Las Mejores Películas de todos los Géneros:

ıllı Película Cine gore

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

peliculas, cine y television

salud  Cine gore 


El cine splatter o bien cine gore es un género de película de terror y de cine de explotación que se centra en lo visceral y la violencia gráfica extrema. Estas películas, a través de el empleo de efectos singulares y exceso de sangre artificial, procuran probar la vulnerabilidad, debilidad y debilidad del cuerpo humano y teatralizar su mutilación. El término «cine splatter» fue adoptado por George A. Romero para describir su película Dawn of the Dead, si bien ciertos críticos estiman que contiene un mensaje más profundo, basado en una crítica social.


Algunas veces el gore es tan excesivo que se transforma en un factor cómico, como se ve en Evil Dead dos (mil novecientos ochenta y siete) de Sam Raimi. Este género de comedia con elementos gore ha sido llamada «splatstick» (un acrónimo de «splatter» y «slapstick»). Otro subgénero es el producido por una combinación entre violencia gráfica y también imágenes sexualmente sugestivas, el que es llamado «torture porn» o bien «gorno» (acrónimo de «gore» y «porno»).


El cine splatter, conforme el crítico de cine Michael Arnzen, «deleita con timidez con sus efectos singulares gore empleados como elemento artístico». Mientras que en las películas de terror se tratan temas como lo ignoto, sobrenatural, obscuridad, entre otros muchos, el temor del género splatter consiste en la destrucción física del cuerpo humano. Hay, además de esto, un énfasis en el aspecto visual, estilo y técnica, incluyendo un hiperactivo trabajo de cámara. Mientras que el cine de terror procura restituir el orden social y ética a través de el triunfo de las fuerzas del bien sobre el mal, en las películas gore abunda la carencia de trama y orden. Arnzen mantiene que «el espectáculo violento sustituye cualquier intento de estructura narrativa, puesto que el gore es la única una parte de la película que es consistente». Estas películas además de esto presentan narraciones entrelazadas, incluyendo «montajes llenos de movimientos de cámara... tomas cruzadas de cazador y cazado, y siniestras yuxtaposiciones y contrastes».


El cine splatter tuvo sus comienzos estéticos en el teatrofrancésGrand Guignol, en el que se procuraban representar sanguinolentas escenas de matanzas para sus clientes del servicio. En mil novecientos ocho, Grand Guignol hizo su primera aparición en Inglaterra, si bien el gore fue minimizado en función de un tono más gótico, debido a la censura existente en las artes británicas.


La primera aparición del gore —la mutilación realista del cuerpo humano— en el cine se puede remontar a la película Intolerancia (mil novecientos dieciseis) de D. W. Griffith, la que presenta múltiples elementos afines a los de Grand Guignol, incluyendo 2 decapitaciones y una escena donde se muestra de qué manera una lanza atraviesa el abdomen de un soldado. Múltiples de las siguientes películas de Griffith, y las de su moderno Cecil B. DeMille, muestran matanzas afines.


A principios de los años veinte, un número de escándalos, incluyendo el de Roscoe Arbuckle, conmovieron a Hollywood, produciendo una crítica a la «obscenidad» que era «promovida» por las películas. Como resultado se creó el Código Hays, el que determinaba, a través de una serie de reglas restrictivas, qué se podía ver en pantalla y qué no. El género gore se vio censurado a lo largo de prácticamente cincuenta años.

La noche de los fallecidos vivientes consiguió popularizar el género.

A finales de los años cincuenta y principios de los sesenta, el público se rencontró con los temas de temática splatter merced a películas como Psicosis (mil novecientos sesenta), de Alfred Hitchcock, y ciertos trabajos de Hammer Productions como La maldición de Frankenstein (mil novecientos cincuenta y siete) y Drácula (mil novecientos cincuenta y ocho).


El género splatter brotó como un estilo diferente de cine en E.U. a inicios de los años sesenta, con las películas de Herschell Gordon Lewis. Lewis había empezado años atrás generando películas con desnudos de bajo presupuesto, mas el mercado empezaba a perder terreno en Hollywood, lo que lo llevó a incluir más desnudos en sus películas. En lugar de hacerse un espacio rentable en la industria, Lewis se dedicó a tocar los temas que el cine temía: escenas de gore explícito y visceral. En mil novecientos sesenta y tres, dirigió Blood Feast, considerada por muchos como la primera película del género splatter. En ella resaltan escenas en donde Ramsés le arranca la lengua a una joven incluyendo su raíz y muestras de desmembramiento. Tras 15 años de su estreno, Blood Feast consiguió dólares americanos 7 millones de ganancia. La película aguardaba colectar unos dólares americanos 24.500, más o menos. Tuvo una segunda parte, Blood Feast 2: All O bien Cánido Eat, estrenada en dos mil dos. La próxima película de Lewis, Two Thousand Maniacs! (mil novecientos sesenta y cuatro), fue rehecha como dos mil uno Maniacs en dos mil cinco, con una segunda parte titulada dos mil uno Maniacs: Beverly Hellbillys que fue estrenada en dos mil ocho.


Debido a su repercusión y rentabilidad, Blood Feast se sostuvo en la cartelera de múltiples autocines situados en el sur de U.S.A.. La violencia gráfica empezó a ser mostrada en películas de gran presupuesto como Bonnie y Clyde (mil novecientos sesenta y siete) y The Wild Bunch (mil novecientos sesenta y nueve), mas siguió siendo vista como un tabú en Hollywood.


La primera película que consiguió popularizar el género fue La noche de los fallecidos vivientes (mil novecientos sesenta y ocho) de George A. Romero, la que procuraba contestar la atmosfera y gore de EC Comics. Si bien en un comienzo fue clasificada por la prensa estadounidense como «pésima», se transformó de manera rápida en una sensación nacional, siendo proyectada no solo en autocines sino más bien asimismo en funciones de medianoche a lo largo del país. Las críticas extranjeras fueron más afables con la película; la gaceta británica de cine Sight & Sound la situó entre las «diez mejores películas de 1968».


Su secuela Dawn of the Dead se transformó en una de las películas splatter con mayor éxito, tanto de manera comercial como por las críticas recibidas. El crítico Roger Ebert se refirió a ella como «una de las mejores películas de terror nunca hechas». Las películas de Romero fueron esenciales, además de esto, por su preocupación con relación a la técnica, efectos singulares, guion y caracterización de los personajes.


Durante los años ochenta fue creado el consejo de clasificación de la MPAA. Como resultado, múltiples películas splatter padecieron cortes, con la salvedad de Friday the 13th y sus gráficas escenas de violencia. No obstante, Friday the 13th dos no corrió exactamente la misma suerte. Roger Ebert, en E.U., y el miembro del Parlamento, Graham Bright, en el R. Unido, encabezaron los intentos de censura a esta clase de películas; mientras que los críticos iban tras la película I spit on your grave, los políticos se ocuparon de respaldar el Vídeo Recordings Act, un sistema de censura y certificación de vídeos. Esto tuvo como resultado la censura de múltiples películas en el R. Unido.


Algunos directivos de este género se han dedicado a grabar películas de mayor presupuesto y rentabilidad. Sam Raimi, conocido por dirigir las películas de Spider-Man, se volvió renombrado tras crear The Evil Dead (mil novecientos ochenta y uno), que fue seguida por 2 secuelas: Evil Dead II (mil novecientos ochenta y siete) y El ejército de las tinieblas (mil novecientos noventa y dos). Peter Jackson, quien es conocido por su trilogía basada en El Señor de los Anillos, empezó su carrera como directivo en N. Zelanda dirigiendo las películas splatterBad Taste (mil novecientos ochenta y siete) y Braindead (mil novecientos noventa y dos). Estas películas mostraban tanto gore que se transformó en un factor cómico. Esta clase de comedias son conocidas como «splatstick», definido como humor físico que implica destripamiento.


Algunas películas splatter han servido como repercusión de diferentes formas. Holocausto caníbal (mil novecientos ochenta), por poner un ejemplo, es afín a The Blair Witch Project (mil novecientos noventa y nueve) Holocausto caníbal cuenta la historia de un conjunto de jóvenes, a través de una cinta grabada por ellos ya antes de fallecer a cargo de caníbales. Este elemento de «falso documental» es empleado asimismo en Blair Witch.


En los años dos mil, hubo un renacer de películas influidas en el género splatter, las que poseen desnudos, tortura, mutilación y sadismo, conocidas de forma desdeñosa como «torture porn» ('porno de tortura’ en castellano) por los críticos; asimismo son llamadas «gorno» (un acrónimo de «gore» y «porno»). La película de Eli RothHostel (dos mil cinco) fue la primera en ser llamada «torture porn» por el crítico David Edelstein, mas la clasificación ha sido aplicada a Saw (dos mil cuatro) y sus secuelas, Los renegados del demonio (dos mil cinco), Wolf Creek (dos mil cinco), Baise-moi (dos mil) y Koroshiya 1 (dos mil uno). Algo que diferencia a estas películas de las splatter es que las torture porn van acompañadas de abundante publicidad, de esta forma colectan más que las otras.


El subgénero llamado «torture porn» ha probado ser bastante rentable: Saw, que fue hecha con dólares americanos 1,2 millones, colectó dólares americanos 100 millones en el mundo entero, al paso que Hostel, con un presupuesto de más o menos dólares americanos 5 millones, colectó dólares americanos 80 millones. Lionsgate, el estudio que está tras estas películas, asimismo ha recibido grandes ganancias de la taquilla. El éxito financiero ha inspirado el estreno de películas similares: Turistas en dos mil seis, Hostal dos, Captivity protagonizada por Elisha Cuthbert, Borderland, Delirium, y The Last House on the Left. La película Grindhouse (dos mil siete), producida y dirigida por Quentin Tarantino y Robert Rodriguez, asimismo ha sido considerada como una parte del género.


Este género ha recibido numerosas críticas. Joss Whedon, autor de la serie de televisiónBuffy la cazavampiros, ha dicho que el torture porn es «parte de un ciclo de violencia y misoginia que quita algo a la gente que lo ha visto». Los afiches usados para la propaganda de Hostal dos y Captivity han generado críticas debido a su contenido gráfico, siendo quitados de ciertos lugares. El directivo Eli Roth ha sostenido que el empleo del término «torture porn» por la parte de los críticos, «dice mucho sobre el limitado comprensión de los críticos, con relación a lo que las películas de terror pueden hacer o bien son», y que "son trasnochados". El escritor Stephen King defendió Hostal dos y el torture porn diciendo: «Seguro que te hace sentir incómodo, mas el buen arte debe hacerte sentir incómodo».


El controvertido género tuvo sus variaciones al asociar elementos de otros estilos cinematográficos. Uno de los más dignos de resaltar es el producido por la fusión de elementos del cine mondo y el gore que resultó en el género italiano de «películas de caníbales en la selva», estrenado en la obra de mil novecientos setenta y dos Hombre del Río Profundo de Umberto Lenzi, y que llevaría al auge su compatriota Ruggero Deodato con Holocausto caníbal (mil novecientos setenta y nueve).


El término «gore» es normalmente confundido con «slasher». Si bien de vez en cuando coinciden, muchas películas slasher, como Halloween (mil novecientos setenta y ocho), no son consideradas gore, puesto que no muestran suficiente sangre. Otras películas, como Maniac (mil novecientos ochenta), The Prowler (mil novecientos ochenta y uno), Castle Friky (mil novecientos noventa y cinco) y Haute Tension (dos mil tres) pueden ser incluidas en el subgénero.


Escenas splatter pueden ser vistas en películas de otros géneros. Ciertos ejemplos son El encuentro (mil novecientos setenta) y Kill Bill (dos mil tres), pertinentes al western y thriller, respectivamente. Muchas películas del género chambara, o bien películas de samurái, poseen efectos de sangre afines a los empleados en el gore. Ciertos ejemplos incluyen Shogun Assassin (mil novecientos ochenta) y Lady Snowblood (mil novecientos setenta y tres). Asimismo es común ver el género gore en el anime y manga, con series como Ninja Scroll, Berserk, Elfen Lied, Another, Higurashi no Naku Koro ni,Gantz o bien Hellsing como el torture porn — llamado en la cultura otaku como «ero guro» — y pocas veces el slapstick, en series como Bokusatsu Tenshi Dokuro-chan o bien Kore wa Zombie Desu ka?.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

INFORMACION COMPLEMENTARIA: Hoy en día, las películas se pueden alquilar, comprar, descargar o ver online en estos formatos: xvid, divx, mp4, h264, flv, mkv, avi, wmv, mov, dvdy blu-ray (2D/3D). Y, en calidad: full HD, 720p, micro1080p, 4k (original/vose). Y, en plataformas tan diversas como: torrent o cuentas premium en Netflix, HBO GO u otros servicios streaming. En cualquier caso, hay que tener en cuenta las leyes de propiedad intelectual y los derechos de autor.


mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


WIKI

  PELICULAS (Wikinfo) 

WIKI   BUSCADOR PELICULAS    

 

USUARIOS:

Hay 41 invitados y ningún miembro en línea

muebles, jardin y hogar

peliculas, cine y television

 

WEBs RELACIONADAS:

 peliculas, cine y television

Está aquí: Inicio > [ PELICULAS (WIKINFO) ] > ıllı Película Cine gore

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas